El arte de darte permiso

¿Cuántas veces te has disculpado contigo mismo porque no has trabajado tus sueños?   Soñar no cuesta nada, lee un viejo apotegma, pero… sí, cuesta. El tiempo, energía, crecimiento personal, profesional y espiritual son algunos. Sin embargo, tienes un paso adelantado cuando reconoces que has minado con tus miedos tu camino u atado tu calzado con la pereza.

11102683_953448248019519_1306692895180240775_n¿Qué continúa? Enmarcar tu sueño, meta, proyecto, reto, o como le sugieras llamar. Solo enmarcar, sí como enmarcas tu pintura, afiche o foto predilecta. Ese marco tiene que tener las medidas exactas para que lo que coloques en él, quede justo a tu medida. Recuerda, es tu obra maestra, que te genera felicidad. Para lograr la perfección del marco es necesario autoreflexionar. ¿Qué me falta para lograrlo? ¿Cuáles destrezas, conocimientos, habilidades y/o estrategias necesito? ¿De cuánto tiempo dispongo? ¿Qué actores intervienen? ¿Cuál es su intervención para completar mi obra? ¿Cuánto tiempo estarán participando en el proceso? Luego de su participación, ¿qué resta? ¿Has pensado en si eres el protagonista o el único actor?

¿Me das permiso para acompañarte en este proceso autoreflexivo donde construirás el marco donde colgarás la obra que te permitiste crear? Léeme en Innovat Puerto Rico.

Dra. Belén Sotomayor Ortiz

https://www.facebook.com/pages/Dra-Bel%C3%A9n-Sotomayor-Ortiz-Coach-Profesional-de-Vida/953429324688078?fref=ts