Pasión por enseñar – Una mirada desde la creación de Módulos en línea

Untitled¿Qué es la educación? “El objetivo principal de la educación es crear a personas capaces de hacer cosas nuevas y no simplemente repetir lo que otras generaciones hicieron” (Jean Piaget).

Enseñar y adiestrar es mi pasión. Cada día que transcurre, lo confirmo más. Albert Einstein dijo que “la mente que se abre a nuevas ideas, jamás volverá a su tamaño original”. ¡Aprender va más allá de tener un título! Aprender, es la fuente del desarrollo personal, del progreso y del éxito. El progreso te hace innovar y la innovación te hace educar. Este es el ciclo de la educación; y formar parte del crecimiento de otras personas que puedan abrir sus mentes a nuevas ideas, ayudará a cambiar el mundo.

ciclo

Formar parte de un grupo innovador para la creación de módulos instruccionales me hace sentir que la mente de un estudiante, puede abrirse a nuevas ideas; creando nuevas oportunidades de desarrollo en la sociedad y finalmente acertar en la frase de Nelson Mandela “la educación es el arma más poderosa para cambiar el mundo”.

Cada módulo instruccional creado, ayudará a un estudiante o quizás a un colega a expandir su mente creando nuevas estrategias, nuevos conocimientos, aportando a los cambios de este siglo y los próximos, al desarrollo de nuestra economía y sobre todo; a la innovación. La educación es el transporte al desarrollo intelectual. El que se arriesga a enseñar, nunca debe dejar de aprender.

Agradezco la oportunidad de formar parte de esta Comunidad de Innovadores, que nunca deja de aprender.

¡Continuamos Innovando y Creando!

© Prof. Emely Morales Larrauri para Innóvat Puerto Rico 2015

Después de todo ¿qué es respeto?

Falls Lake

Falls Lake

Los otros días participé de una reunión en casa de mi hermana. Asistí con mi esposo y mi hijo SaiMir de 11 meses. ¡Todos nos recibieron con alegría y muestras de amor! Se acercaban atraídos por SaiMir, querían tocarlo y cargarlo, él les sonrió a algunos, pero de “lejitos”.

Lo sostenía entre mis brazos cuando una de las muchachas, hija del jefe de mi hermana, me preguntó si podía cargarlo y le conteste: extiende tus brazos e invítalo, si él se va, pues es que quiere que lo cargues. Ella lo hizo e inmediatamente SaiMir se volteó hacia mí, ella se avergonzó un poco, esperaba que él se fuera con ella de inmediato. Le dije: él no te conoce, pero si comparten un rato quizás se va contigo. Ella no insistió más y durante la fiesta la observé con otro bebé en brazos.

Pensé, a lo mejor no le cayó bien que no le entregara a SaiMir, pero es que SaiMir es el que decide con quien quiere estar, yo soy su guardiana y lo respeto.

Ese evento me motivo a escribir este artículo. Nuestra sociedad, por agradar y complacer a otros, permite cosas que no quieren hacer, por aceptación, reconocimiento, entre otros.  Sigue leyendo

La Filosofía Montessori, un estilo de vida

Luego de leer un artículo publicado en el periódico El Nuevo Día, el 28 de mayo de 2015, por Wanda I. Orengo, titulado: ¿Es tu hijo inteligente? “Las notas no son lo único importante en su vida” http://www.elnuevodia.com/estilosdevida/hogar/nota/estuhijointeligente-2052502/

Reflexioné sobre lo maravilloso que es y ha sido, el practicar el método de enseñanza Montessori en mi diario vivir, con mi hijo que tiene 10 meses. Antes de dar a luz, tuve la oportunidad de ser asistente de Maestra en un Colegio Montessori en Carolina del Norte y me enamoré aún más de este método de enseñanza. Inmediatamente supe que sería lo que utilizaría con mis hijos.

A continuación, daré una pequeña descripción de lo que es Montessori en el salón de clases, pero debo de enfatizar que Montessori, comienza desde que el niño nace y existe vasta información y libros que explican a profundidad los orígenes de esta filosofía; y cómo aplicarla en todas las etapas del crecimiento del niño.

Montessori, es un método educativo que fue desarrollado por la italiana María Montessori y se caracteriza por la actividad dirigida por el niño, que sigue su propio ritmo y el profesor lo observa. El profesor prepara el ambiente y el entorno del salón, para que los niños se muevan libremente de trabajo en trabajo sin interrupciones, liberando el potencial de cada niño para que se auto-desarrolle en un ambiente estructurado. De esta manera, logrando un máximo potencial de su creatividad, capacidades intelectuales, físicas y espirituales.

Los niños no son evaluados mediante exámenes, asignaciones o calificaciones, todo es basado en las observaciones del guía (como le llamamos en Montessori a los maestros). Se planifican reuniones con los padres, se les invita a que vengan al salón y observen cómo sus hijos trabajan. Además, dos veces al año se ofrecen conferencias donde se les provee a los padres un reporte de las observaciones de su hijo. Las observaciones son positivas, destacan como el niño va desarrollando su curiosidad, creatividad y como se maneja con los otros estudiantes en la clase, ya que las clases incluyen niños entre las edades de 3 a 5 años en una misma sala. Esta variedad de edades en una misma sala, ofrece la oportunidad a que los niños menores aprendan de los “grandes” y los “grandes” puedan compartir sus conocimientos con los más pequeños, cultivando su autoestima, liderazgo, comprensión, entre otras; sin sentido de competencia.

En Montessori, todos comparten en el mismo grupo de niños y guías durante 3 años, esto en mi opinión, es ideal para establecer relaciones duraderas, entre ellos. Los grupos tienen la oportunidad durante este periodo, de aprender a su paso lo que requiere el currículo antes de graduarse y pasar al próximo nivel con el grupo de niños de 5 años a 8 años de edad, y así sucesivamente. De este modo, la escuela se convierte en un lugar divertido donde el guía (maestro) no transmite conocimiento, sino que se encarga de propiciar un lugar donde la inteligencia y la parte psíquica del niño se desarrolle a través de un trabajo independiente con material didáctico especializado, preparado por los guías.

Asimismo es importante destacar, que el método Montessori no es para todos los niños. Existen algunos casos donde los pequeños tienen otras necesidades específicas de aprendizaje, físicas y/o mentales y este ambiente “libre” puede ser en ocasiones muy estimulador para estos, ya que necesitan atención particular con especialistas en el área. Según mis observaciones, el niño dejará saber si este método le acomoda o no. Existen muchas escuelas que utilizan el nombre de Montessori y no están acreditadas. Es importante pedir las credenciales y asegurarse que el método que utilizan es legítimo. Esto ocurre porque María Montessori nunca registró su nombre, así que las escuelas que deseen llamarse Montessori, lo pueden hacer sin realmente serlo.

Sigue leyendo